internacional

Jerry Rivera cumple 30 años de carrera y empezará gira en el 2020

Por Camile Roldán Soto elnuevodia.com. — En julio de este año el salsero Jerry Rivera cumple tres décadas de carrera musical, pero por el momento no organizará ningún evento especial para conmemorar la fecha. Para el “Bebé de la salsa”, apodo que da a entender cuan joven empezó a abrirse camino en la industria, lo importante es reconocer que ha llegado lejos; más lejos de lo que jamás pensó.

Al intérprete de “Cara de niño” estos 30 años de trabajo le han dejado claro que los sacrificios que tuvo que hacer para seguir su sueño de cantar salsa valieron la pena, pero ya no desea vivir bajo la tensión tan tremenda que experimentó durante sus primeros años como salsero, viviendo a un paso extremadamente acelerado cuando siquiera empezaba a entender la vida.

“Para mí, 29 o 30 años de carrera no hacen diferencia. No lo veo así, pero sí veo mi carrera en un punto que jamás, jamás, te juro ante Dios, pensé”, dijo en entrevista telefónica el cantante, quien se presentará junto a Ismael Miranda, Tito Nieves, Domingo Quiñones y otros grandes salseros en el Aniversario de la Salsa de Sal Soul el domingo, 2 de junio.

El niño salsero

Jerry firmó su primer contrato con una disquera en el 1989, cuando tenía apenas 15 años. A principios de la década de los noventa, los temas “Dime”, “Esa niña”, “Nada sin ti”, de su segundo disco “Abriendo Puertas”, lanzado en 1990, sonaron insistentemente en la radio convirtiéndose en éxitos indispensables para el numeroso público que empezó a seguir sus pasos en Puerto Rico, Estados Unidos y, eventualmente, gran parte de Latinoamérica. Su gran logro fue gustarle a los más jóvenes cantando en el género tropical, con voz dulce, líricas románticas libres de doble sentido.

Sobre aquella época Jerry ha tenido tiempo de reflexionar recientemente, especialmente durante los seis meses que pasó en cama tras sufrir, en agosto de este año, una terrible caída mientras se presentaba en Ecuador. La pausa obligada para recuperarse le dio espacio de mirar hacia atrás.

“Llegué mucho más lejos de lo que pensaba. Trabajé al máximo por desarrollar mi talento, por ser lo más responsable posible. Era un muchacho de 15 con responsabilidades de hombre, cuando no entendía muchas cosas y otras no las valoré. Los primeros 8 a 10 años de mi carrera fueron años difíciles, con fama y dinero, pero fueron los más difíciles y sufrí también”, indicó quien también se convirtió en padre siendo muy joven, responsabilidad que se añadió a una agenda muy comprometida.

Tras recibir terapias y volver a su rutina de entrenamiento físico- uno los placeres que más disfruta- Jerry se siente mejor que antes. Bajó de peso; de 212 libras a 194. Tiene más energía. Para el artista, la pausa fue un gran susto que al final tuvo más consecuencias positivas que negativas, y eso es algo que agradece profundamente.

Ahora el salsero está más enfocado que nunca en disfrutarse el proceso de crear música y cantar para el público. Tiene en agenda lanzar un tema que grabó junto a La India, tan pronto agregue la participación de un invitado sorpresa y se produzca el video musical.

“No hay nadie en español que tenga una voz más privilegiada de La India. Fue una gran experiencia grabar con ella, aparte de que hay mucho cariño. Vamos a lanzar bien fuerte, como ella se merece”, aseguró el cantante.

Entre sus sueños pendientes está grabar un tema con otro de las figuras que más admira: Gilberto Santa Rosa. Sobre “El caballero de la salsa”, Jerry opinó que “no hay salsero varón mejor ni más completo. Es lo más bravo que ha parido la isla en los últimos años”.

Este año también le espera la creación de un nuevo disco que incluirá colaboraciones con artistas que son amigos suyos y aclaró que solo trabaja con gente responsable. Esta producción no se limitará al género de la salsa. Jerry también es un cantante de baladas y recientemente ha experimentado con los ritmos urbanos. Antes de su accidente, lanzó el tema “Mira”, junto a Yandel.

“El nuevo disco será divertido”, adelantó el cantante, quien tiene dos hijos, Zeila Liz y Gerardo, dedicados a echar adelante una carrera musical como el dúo Aliez y Moa.

Jerry aseguró que le tomó por sorpresa que ambos quisieran cantar y, aunque los apoya desde su rol de padre, evita involucrarse en su decisión más allá de ser un artista amigo.

“Ellos están trabajando con un sencillo que en Perú está funcionando súper bien y hay mucha hambre de ellos. Están contentísimos. Pero nunca me ha gustado mezclar carreras. Quiero que luchen, que metan mano. No estoy encima de ellos porque creo que eso es incorrecto”, indicó.

Sí les ha dado consejos, en especial dos: que mantengan la disciplina en el trabajo y que se esfuercen por hacer música original, que perdure más allá de la moda del momento.

En 2020 Jerry tiene como meta realizar un concierto “grandísimo” para cantarle a Puerto Rico. Aunque hace tiempo la mayoría de sus compromisos artísticos se concentran en países como Colombia y Perú, a su isla el salsero le guarda un agradecimiento enorme por el apoyo que siempre le ha ofrecido.

 

To Top

Pin It on Pinterest

Compartenos

Comparte con tus amigos