Deportes

Valencia derrota al Real Madrid en Mestalla

El Real Madrid acabó 2014 con una derrota ante el Milan y comienza esta 2015 de igual manera, perdiendo. Si la del año pasado no le preocupaba a Ancelotti porque era en un amistoso, la de Mestalla sí que debería comenzar a preocupar al italiano porque el Real Madrid confirmó que está lejos de ser aquel conjunto que encadenaba victoria tras victoria. Sin frescura física que provoca la falta de ideas, el Madrid se ha convertido en un equipo al que le cuesta Dios y ayuda controlar un partido. Menos aún cuando delante tiene un rival aguerrido, físicamente superior y que le tiene muchas ganas al Real Madrid.

Ése fue el Valencia que, eso sí, venció cuando se dedicó a jugar y no a estar pendiente de todo lo que pitaba Gil Manzano, un colegiado al que le vino muy grande este partido que tuvo dos partes muy diferenciadas. La primera fue más una batalla que un partido de fútbol con más patadas que juego y que acabó llevándose el Madrid con el gol de Cristiano de penalti en el minuto 13 por una mano clara de Negredo.

Ese tanto provocó que el Valencia pasara de dominar apretando al Madrid a buscar la compensación apretando al árbitro. Algo que le fue de perlas a los blancos que estaban cómodos mientras el fútbol estaba desaparecido en ese combate. El Valencia le estaba haciendo el trabajo a un Madrid que no mandaba pero que sin hacer casi nada, creaba ocasiones para sentenciar. Al descanso se llegó con ese 0-1, pero con un aviso de André Gomes en el descuento enviando un balón al palo.

Una jugada que acabó siendo premonitoria de lo que iba a pasar en la segunda parte de este partido en la que el Valencia se olvidó del árbitro y se dedicó a jugar. Ya desde el primer minuto se vio que los ‘che’ estaban centrados en el balón y no en el colegiado y eso acabó condenando a un Real Madrid desarbolado por la rapidez y presión local. André Gomes avisó en la primera jugada de la segunda parte y a partir de ahí, el partido se fue decantando hacia el lado ’che’.

Barragán empató en el minuto 51 con un disparo que rechazó en Pepe. Ese 1-1 dejó aún más descolocado al Real Madrid que no sabía qué estaba pasando y lo fiaba todo a Bale, Benzema y Cristiano, pero estaban completamente desaparecidos. Y cuando aparecían no ‘mataban’, como Bale que se plantó ante Diego Alves en una contra que parecía el 1-2, pero al galés se le hizo de noche y no vio a Benzema solo en el área de penalti. Una acción peligrosa, pero que fue un espejismo porque el Valencia seguía mandando.

Un control local que culminó Otamendi con el 2-1 con un soberbio cabezazo. Era el minuto 64 y al Real Madrid le tocaba ir contrarreloj. Buscó la remontada sin Bale ni Isco a los que Ancelotti quitó para dar entrada a Jesé y Khedira. El Madrid apretaba en busca del empate, mientras el Valencia dio un paso atrás buscando la contra para sentenciar el encuentro. Ancelotti se jugó la carta de Chicharito que entró por Benzema, pero fue Isco el que tuvo la mejor ocasión que salvó primero Diego Alves y después Otamendi.

Los minutos iban pasando y la derrota blanca, la primera tras 22 victorias en partidos oficiales, estaba cada vez más cerca y con ello, el adiós al récord de los 24 triunfos consecutivos del Coritiba. Aunque tras la derrota en Mestalla y con el Atleti a la vuelta de la esquina, este próximo miércoles, seguro que lo del récord es lo que menos le preocupa a Ancelotti y al madridismo.

extraído de mundodeportivo.com

http://youtu.be/VIycnubEpu0

To Top
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
error: Content is protected !!