internacional

“Yo soy la Salsa” película de Johnny Pacheco lleno expectativas

Exito en las salas que se estreno hace pocos días “Yo Soy La Salsa” es una idea original de su productor ejecutivo Andrés van der Horst, quien expresó de donde nació su interés por realizar esta producción en homenaje a Pacheco: “A pesar de haber sido fanático de Pacheco y la Fania desde niño y haber presenciado sus conciertos en vivo en los últimos 20 años no fue hasta hace un poco más de un año que compartiendo con Benicio Del Toro, en San Juan en un concierto de las Estrellas de Fania, cuando se nos ocurrió aprovechar el boon del cine dominicano para contar una historia que pocos saben pero que además se convertiría en Marca País porque propicia la cultura y el talento nacional”.

johnny pacheco yo soy la salsa

He aquí algunas criticas sobre el film por el diario libre de República Dominicana

Hay un plano medio en la película “Yo soy la salsa” que resume la personalidad y la vida de Johnny Pacheco. Talvez sea de las mejores escenas, y por su significado, es el gran final de la película. Pero esta continúa unos 10 minutos más.

Es el momento en que Pacheco está a contraluz en la puerta de un balcón de su casa, de espalda a la cámara, y está hablando de cómo desea que lo recuerden cuando se muera. Entonces dice lo que quiere que diga su lápida, creo que ya caminando, de frente o de costado a la cámara, y suelta una de las suyas. Ese es el verdadero final del filme.

Pero quienes la hicieron se regodearon en buscar otros finales, que tiene como cinco (uno de ellos Pacheco improvisa en el tema “Quítate tu”; otro cuando Roena llora; otro cuando se deja pasar sin la necesaria acentuación la mejor frase de toda la película, dicha por Marc Anthony: “Johnny Pacheco es un Dios musical”), luego esto hace que la atención decaiga algo, con tal de dejar el mensaje de la continuidad con la presentación de los jóvenes valores dominicanos… que uno no sabe bien dónde van a estar algunos de ellos, no ya el año próximo, sino el mes que viene.

Le falta a “Yo soy la salsa” -más allá de Celia Cruz- la opinión de algún músico o musicólogo cubano de renombre que hable desde la raíz del son, sobre Pacheco y la salsa, que -nadie lo dude- es la base esencial de ese producto comercial llamado salsa.

En el departamento técnico, la película puede ufanarse de lo que para mí es su mejor logro, la excelente edición de sonido de Allan Leschhorn, dueño de varios Grammy, e ingeniero de sonido de Juan Luis Guerra.

La edición es otro de sus mejores acápites, teniendo en cuenta que el filme comienza con una entrevista a Johnny de los años 60 o 70, de poca calidad visual, pero sí humano.

La película provocó en su estreno cinco aplausos y varias carcajadas, pero sobre todo, la convicción de que es un documento que habla de un dominicano de todos los tiempos.

Aplausos para “Yo soy la salsa”, una película que puede dar más de un susto de público .

To Top
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
error: Content is protected !!
Curabitur in leo Donec consectetur luctus massa fringilla