Deportes

Brasil vence a México en los penaltis y está en la final

Brasil ganó en los penaltis a México y llegó a su tercera final olímpica consecutiva en el fútbol masculino. Los vigentes campeones olímpicos sufrieron de más en un partido que dominaron ampliamente, aunque no lograron superar el autobús que México aparcó delante de su área durante los 120 minutos, aguantando como pudo el asedio de la canarinha. Al final, los brasileños lograron vengarse de la derrota en la disputa del oro de los JJOO de Londres 2012. Y defenderán su título conquistado en Rio 2016 el sábado 7 de agosto, en el mismo Yokohama Stadium donde ganaron el Mundial 2002 contra Alemania.

México entró con un objetivo claro: no perder. Y lo logró, defendiéndose con valentía ante una Brasil que buscó la victoria durante todo el encuentro. Pero la canarinha siguió con el mismo problema que tuvo de los partidos de la fase de grupos: la ineficiencia de sus hombres de ataque ante la portería rival. Una vez más, Brasil fue incapaz de transformar sus muchas oportunidades en goles.

México intentó presionar a Brasil al principio, con una presión alta muy intensa y agresiva en la salida del balón. Pero los brasileños supieron tocar la pelota con mucho temple y madurez y pasaron a dominar rápidamente las acciones del partido. Con 65% de posesión, Brasil terminó la primera parte con cuatro veces más ocasiones que México.

Ochoa brilló en la primera parte ante el asedio de Brasil. Paró un tiro complicado en el 15’ de Arana, que entró sólo en una jugada individual por la izquierda. Córdoba hizo falta a Bruno Guimarães en la entrada del área. Alves tiró y Ochoa tuvo q hacer una gran intervención.

El VAR le quita un penalti a Brasil

En el 28’ el VAR salvó a México al anular un penalti señalado por Georgi Kabakov. El árbitro búlgaro que primero pitó falta en Douglas Luiz que, con pura picardía, fue inteligente y se puso entre el balón y un central mexicano que venía en velocidad para intentar el rechace dentro del área y chocó con el brasileño, que cayó pidiendo la falta. Pero, tras mirar las imágenes en el VAR, Kabakov entendió que el centrocampista del Aston Villa forzó el choque y que no hubo infracción.

México apostaba por el contragolpe en velocidad y logró su primera ocasión de peligro con Romo, en el 42’, que a la contra recibió un pase raso desde la derecha y, desde la frontal del área remató potente y obligó a Santos hacer una gran parada. En el 45’, en una jugada similar, pero que nació desde la derecha, Antuna remató en la salida de Santos y Diego Carlos salvó lo que podría haber sido el gol mexicano.

México aguanta en la segunda parte

El guion de la segunda parte fue el mismo. Brasil controlando la posesión, llegando con peligro, aunque incapaz de transformar su dominio en goles. El partido pasó por momentos de tensión, con un par de roces entre mexicanos y brasileños ante los ojos impunes de Kabakov, que casi pierde el control del encuentro. México no llegó en ningún momento en la segunda parte mientras que Brasil estuvo a punto de marcar en un par de ocasiones, la mejor de todas con un remate de cabeza de Richarlison en el 82’, que explotó en el palo de Ochoa.

En la prórroga, más de lo mismo. Brasil intentaba como podía, México defendía, hacía faltas tácticas todas las veces que perdía el balón y hacía de todo para que el tiempo pasara.

México falla sus dos primeros penales

Brasil había ganado sus tres tandas de penaltis anteriores en JJ OO, incluida la única, en la final de Rio 2016, cuando derrotó a Alemania. Dani Alves transformó el primer penalti para Brasil, con un tiro raso a la derecha de Ochoa, que llegó a rozar el balón con la punta de los dedos. Eduardo Aguirre fue el primer para México, tomó mucha distancia pero tiró flojito, raso a la derecha de Santos, que paró con mucha facilidad. Martinelli transformó el segundo, a la escuadra izquierda de Ochoa. J. Vázquez fue el segundo. Con la izquierda, tiró colocado y con fuerza, pero el balón salió para fuera, rozando el palo izquierdo de Santos. Bruno Guimarães fue el tercer y metió potente a la derecha de Ochoa. C. Rodríguez marcó el único de México, con un tiro fuerte a la derecha de Santos.

Fue Reiner quien marcó el gol de la victoria, con un tiro raso a la izquierda de Ochoa, que estuvo a punto de pararla. No fue fácil, pero Brasil alcanza la tercera final olímpica consecutiva y está a una victoria del bicampeonato.

fuente: as.com

To Top
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
error: Content is protected !!
neque. ut odio nunc amet, Sed velit, elementum

Pin It on Pinterest