Deportes

Brasil vence 5-0 a Bolivia y revientan el párpado a Neymar de un codazo

Brasil vuelve a tener la autoridad de antaño.

Después de años achicándose con entrenadores burócratas y mediocres, la selección canarinha vuelve a encontrar su mejor versión de la mano de Tite. Un técnico que demuestra en su trabajo el compromiso con la historia del fútbol de su país y no sólo con la victoria a todo coste. Compromiso también con rescatar el estilo, la actitud y la magia que desde siempre fueron características transcendentales de la mística camiseta verde e amarela. Ante Bolivia, así como ante Ecuador y Colombia, Brasil fue grande. Fue el mejor equipo, tomó el mando del partido y jugó con poderío y soberanía. Fue el dueño del balón y jugó como tal, tratándolo bien. Con cariño y atención, cosa que de las manos de Dunga o Scolari era algo secundario o que parecía simplemente inconcebible.

Tite da alas a sus artistas. Les valora y construye su sistema pensando en ellos. Y se nota que están a gusto. Neymar, Gabriel Jesus y Philippe Coutinho juegan como una orquesta, en perfecta sintonía y altísima velocidad abusando sin moderación de las triangulaciones, paredes y pases en profundidad. Un ataque que fluye con bonita eficiencia, arrollador e impiedoso, mortal como un tiburón blanco cuando huele a sangre.

Con una exhibición de Neymar, que fue pieza fundamental en cuatro de los cinco goles, la nueva Brasil de Tite tuvo otra actuación irreprochable, de esta vez ante una aturdida selección boliviana, sobrepasada con la calidad y ganas de la canarinha.

El delantero del Barcelona arrasó a la defensa boliviana, que sólo pudo pararle a patadas. Muchas. La última en el minuto 68, cuando Raldes le dio un codazo que le abrió una brecha en la ceja y le obligó a dejar el campo sangrando. Neymar ya había visto una tarjeta amarilla y se perderá el encuentro del martes ante Venezuela, en Mérida.

Pero antes le quedó mucho tiempo para hacer de las suyas.

El primero de Brasil – a los 10 minutos de la primera parte – fue toda una labor de Neymar. Primero defensiva, al robar la pelota del central Raldes en el primer cruce. Con la defensa totalmente fuera de sitio, el delantero del Barcelona arrancó como un cohete, hizo una pared con Gabriel Jesus y finalizó con la portería vacía.

El segundo fue un gol del más puro jogo bonito. Minuto 25, Daniel Alves recibió el balón en la banda derecha y dio un pase en profundidad increíble de tacón para Giuliano que dominó dentro del área y, con una finta, dejó un defensor sentado. El centrocampista del Zenit tocó para Coutinho que finalizó de primera. Una pintura. Futbol brasileño en su esencia.

Neymar siguió amargando la vida a la defensa boliviana. Salió de sus pies también la jugada del tercero, que Filipe Luis marcó a los 38 de la primera parte. El delantero bajó a la banda izquierda para buscar la pelota y arrancó en diagonal. En la frontal del área, entre cuatro bolivianos, asistió al lateral del Atleti que finalizó sin dejar oportunidad al portero Lampe.

El cuarto parecía una repetición del tercero, con otra arrancada genial de Neymar desde la banda izquierda. Sólo que en vez de Filipe Luis, fue Gabriel Jesus el que entraba libre de marcaje para recibir otro pase del delantero del Barcelona. 4-0 Brasil sólo en la primera parte, con más de 75% de posesión del balón y sin dejar que Bolivia finalizara una sola vez a la portería de Alisson.

El quinto fue en el minuto 74, de Firmino, que finalizó bonito de cabeza un corner tirado por su compañero de Liverpool, Coutinho.

Brasil ahora es segunda de las eliminatorias con 18 puntos, uno menos de Uruguay. Bolivia es penúltima con 7 puntos. El próximo martes Bolivia recibe a Ecuador en La Paz y Brasil viaja a Mérida para enfrentarse a Venezuela.

To Top

Pin It on Pinterest

Compartenos

Comparte con tus amigos

error: Content is protected !!
WhatsApp Escríbenos al WhatsApp