Deportes

Se despiden del Mundial al caer hoy Brasil y Uruguay en 4tos de final y pasan Francia y Bélgica

Sin sacarse todo el brillo posible, puede ser el Mundial de Francia, el grupo más vigoroso del torneo reforzado por los dos delanteros del momento: Mbappé y Griezmann. Esta vez, especialmente el atlético, cuya jerarquía se ha multiplicado en el equipo. Francia tiene más que Uruguay y supo ponerlo sobre la mesa, con más inteligencia que espectacularidad. Tuvo paciencia antes y después del primer gol y supo manejar un partido de juego posicional, que no es precisamente su especialidad. Uruguay se vio desarmada por la baja de Cavani y por el esfuerzo extremo de haber llegado hasta aquí con muchos kilómetros y poco banquillo.

Uruguay es un cólico nefrítico, una selección que vive el maracanazo perpetuo de haber llegado al fútbol antes que nadie con una población de sólo tres millones de habitantes. Una selección que se cuelga cuatro estrellas, dos olímpicas, para proclamar que ya era mundial antes del primer Mundial. Y disolver un orgullo de ese tamaño resulta fatigoso incluso para Mbappé, hasta ahora el futbolista menos defendible del torneo.

Fue la pana contra la seda, pleito resuelto en una jugada de estrategia, en un lance de derbi capital: Griezmann botó una falta desde la derecha y Varane, anticipándose a Stuani, la peinó a la red. El Atleti prepara y el Madrid dispara.Cuatro minutos después se replicó el lance en el área contraria y Lloris llegó donde no pudo hacerlo Muslera en un remate de Martín Cáceres. Tampoco acertó Godín en segunda instancia. Hasta entonces resistía el cholismo celeste desde su inferioridad, agudizada por la ausencia de Cavani, una de las otras dos muletas que sujetan a Tabárez en el campo.

Quedó la sensación, repetida en el torneo, de que Francia jugó por debajo de sus capacidades y Uruguay, notablemente por encima. La celeste representa el fútbol clásico, el sudor y la furia. Francia simboliza la ciencia y la modernidad, repleta de jugadores fibrosos, resistentes, y armada hasta los dientes con Mbappé y Griezmann, ambos en el top cinco de jugadores mundiales. Pero en el campo no luce tanto esa materia prima, que no le da demasiada profundidad al juego, que apenas se apoya en Giroud, ignorado muy a menudo en su papel de hombre boya, que convierte en esporádico el talento de sus figuras. Hay más glamour en su alineación que en su juego, pero es apreciablemente mejor que Uruguay.

Por otra parte Belgica le gana a Brasil 2-0 con goles de Fernandinho en propia puerta y De Bruyne y luego supo sufrir aferrado a Courtois y Hazard. Renato Augusto puso emoción, pero la pentacampeona se queda fuera del Mundial. La semifinal, cardiaca la darán Bélgica ante Francia.

To Top

Pin It on Pinterest