Deportes

Panamá cae en su 2do partido del Mundial 6-0 ante Inglaterra

Inglaterra no había marcado nunca cinco goles en una Copa del Mundo… y los hizo en 45 minutos. A Panamá se la llevó por delante un ciclón. Le cayó encima un chaparrón de goles que inundó sus ilusiones. Los ‘Three Lions’ rugieron y se comieron a su rival sin dejar ni las raspas. Quitaron el tapón y el atasco realizador que les oprimió ante Túnez dejando paso a una goleada (6-1) inapelable. Todo el caudal ofensivo cayó sobre los ‘canaleros’ impulsando a los ‘pross’ a octavos y a la última jornada como líderes por delante de Bélgica. En un duelo, lograron más goles que en las dos Copas del Mundo anteriores (cinco). Southgate ha cambiado el rumbo inglés con sus tres centrales y sus jóvenes piezas. No habrá ‘brexit’ en la fase de grupos. Y eso ya es noticia.

Panamá ha tenido mala suerte en su primer Mundial. El combinado centroamericano ha disfrutado de la Copa del Mundo, pero en el césped se ha cruzado con dos gigantes. Demasiado para los pupilos del ‘Bolillo’ Gómez.Inglaterra jugó con ellos a su antojo, con Loftus-Cheek en la sala de máquinas junto a Lingard y Henderson dominando la escena… y aprovechando los despistes rivales. La barrera panameña apenas duró ocho minutos.

Inglaterra jugó a las esquinas. Si ante Túnez sus dos tantos llegaron de córner, la goleada ante Panamá no podía comenzar de otro lugar. Trippier la puso y Stones, solo, cabeceó a la red el 1-0. El lateral del Tottenham tiene un guante en su pierna derecha. Y Southgate lo sabe y explota. Fue el primer rayo inglés antes de la tormenta de Kane.

Un ‘Huracán’ se llevó por los aires a Panamá. En su primer Mundial, el punta del Tottenham luce el brazalete y se le caen los goles. En 62 minutos, dejó a Cristiano Ronaldo y a Lukaku atrás colocándose como Bota de Oro (cinco dianas) tras convertirse en el tercer inglés que hace un ‘hat-trick’ en una Copa del Mundo. Con 24 años, ya está en el Hall of fame del ‘football’ junto a Gary Lineker (tres goles a Polonia en 1986) y Geoff Hurst (‘hat-trick’ a Alemania en la final que le dio la Copa a los ‘pross’ en 1966). Frente a Túnez se vistió de salvador y ante Panamá de ejecutor. Escobar y Godoy, inocentes, cometieron dos penas máximas que el punta inglés clavó en la escuadra desde los once metros y antes del descanso.

Entre los dos penaltis, Lingard se sacó un latigazo que dejó petrificado a Penedo colándose por su esquina. Y después, Southgate tiró de pizarra y sus pupilos de escuadra y el cartabón para pintar un golazo de estrategia. Trippier sacó raso, Henderson la puso, Kane peinó, Sterling remató al cuerpo de Penedo y Stones completó su doblete. El sexto gol de Inglaterra a balón parado en Rusia. Son un peligro cuando el esférico está detenido. Todo ante la pasividad de Panamá. Hubo un abismo entre ambos.

Kane hizo historia y cerró su triplete sin querer. Loftus-Cheek disparó y el delantero inglés desvió el balón a la red. Marcó sin mirar, encadenando su quinto encuentro ‘mojando’ y su decimotercer tanto en sus últimos 10 encuentros con los ‘pross’. Suma 18 dianas en 26 choques con Inglaterra y va a por Rooney. Está ‘on fire’. Es el Bota de Oro de Rusia y ya ha superado a Shearer y Beckham como el capitán más realizador de una Copa del Mundo. Lineker, Hunt… Todos quedan atrás. Su aventura en una fase final la ha arrancado encadenando un doblete y llevándose un balón a casa. Desde Ron Flowers en 1962 ningún inglés marcaba en los dos primeros partidos. Desde Just Fontaine en 1958 nadie descorchaba una fase final con tantos goles. Y el francés llegó hasta el récord de 13. Cinco veces ha tirado a palos en Rusia y cinco veces ha marcado. Pura efectividad.

Inglaterra se dejó llevar y Panamá encontró su premio. Román Torres lo rozó y el galardón fue para Godoy. A sus 37 años, el eterno capitán panameño se deslizó y batió a Pickford. Una diana histórica. Ya es el cuarto futbolista más veterano que celebra un tanto en un Mundial. Una fiesta en Panamá que comprimió el grupo. Inglaterra llegará por delante de Bélgica a la última jornada… por el ‘fair play’. Los ‘pross’ han visto dos amarillas y los ‘diablos rojos’ tres. En la última jornada, las tarjetas también contarán. Pase lo que pase, Inglaterra seguirá en Rusia alimentando sus esperanzas. Engordando sus aspiraciones. En el ‘football’ necesitan poco para ilusionarse, para olvidar sus fracasos crónicos y soñar con la gloria. Para no cambiar de canal.

To Top

Pin It on Pinterest