Deportes

Real Madrid vence 2-1 al PSG y los elimina de la Champion

La prensa española y extranjera reparte elogios para el Real Madrid y palos para para el PSG. Los periódicos ven al equipo blanco en la final de Kiev y destacan el trabajo de Zidane en la preparación del partido. Su homólogo en el banquillo parisino no sale tan bien parado y son muchos los que ven a Emery cerca del final de su aventura en París.

L’Equipe: “La gran desilusión. Unai Emery sacó a la hora de juego a Pastore, esperando una chispa. Demasiado tarde o muy tarde. El PSG logró ser menos peligroso en casa (donde estuvo invicto esta temporada) que en el Bernabéu. Después de dos semanas de optimismo y en un Parque de los Príncipes tan candente como se esperaba, París soñó con demostrar finalmente su estatus como un grande europeo. Pero demostró que todavía estaba muy lejos de eso”.

Le Parisien: “Indefenso y eliminado de la Champions. El PSG no verá la primavera europea por segundo año consecutivo. Después de los 70 minutos entre buenos y excelentes del Madrid hace tres semanas el PSG no ha existido. Se derrumbó al anochecer de la primera etapa. En la vuelta el equipo se deslizó como un fantasma incapaz de responder al fervor del público o a las expectativas del mundo del fútbol”.

El País: “El Madrid arruina al PSG. Una ruina no material, imposible con el sostén catarí, sino referida a la otra acepción académica. Arruinar: ocasionar grave daño. Y así fue para este PSG con aire de parque temático al que le han entrado unas urgencias desmesuradas por alcanzar el edén. Como lo ha disfrutado el Madrid tantas veces a lo largo de su más que centenaria historia. La que tiró a la cara a este advenedizo PSG, que, incluso, estuvo más cerca de los cuartos de final en la ida del Bernabéu que en la vuelta en su cuarto de estar”.

El Mundo: “El Real Madrid se agarra al trono en París. El Real Madrid se agarró a la Champions, su territorio de los sueños, para mantener muy viva la temporada. Rompió pronósticos cenizos y se regaló, al menos, una eliminatoria más en la competición donde ha forjado su leyenda de resistencia infinita. Que nadie se relaje, que el rey del torneo sigue respirando. Tras revolcar al PSG en el Bernabéu, después de morder el miedo con aquel lejano
0-1, la noche del martes en las faldas de la Torre Eiffel cuajó una función de veterano de guerra, sin permitir ni un segundo de ilusión a la remontada local”.

El Mundo Deportivo: “El Madrid incendia París. El PSG se desinfló en el Parque de los Príncipes quedando diluida toda esa aureola de equipo aspirante a ganar la Champions que se habían creado a golpe de talonario. Pagar 222 millones de euros por Neymar no le aseguraba el compromiso del brasileño que no quiso ni oír hablar de infiltrarse para poder estar en el partido más importante de su equipo. Se clasificó el Real Madrid para cuartos de final haciendo un partido serio, ordenado, con una apuesta clara de Zinedine Zidane por los futbolistas con los que quiere seguir ganando, esos que entienden su fútbol”.

Sport: “La misma peli de siempre. El Real Madrid acabó el trabajo que empezó en el Bernabéu. No le hizo falta esforzarse demasiado porque el PSG demostró que debe ingerir muchas sopas para codearse con los grandes. O cambiar de campeonato doméstico, ese en el que sonríen eternamente, pero que, a la hora de la verdad, no les prueba como sí lo hace Europa. Adiós, PSG, adiós”.

La Gazzetta dello Sport: “Poder Real. Todavía no es el tiempo del PSG y siempre es el tiempo del Real Madrid, al menos en Champions. Un Real Madrid rediseñado con la inteligencia de Zidane (que aparte es un gestor de hombres). La aventura de Emery en París probablemente termine aquí, incluso si gana la Ligue 1 con más de diez puntos de ventaja. La carrera del Madrid continua rumbo a Kiev. No sería una sorpresa verlos allí también”.

Mirror: “Cristiano personifica el deseo europeo del Madrid. En los últimos años es obvio que el objetivo principal del Real Madrid es la Champions. Si alguien personifica esa ambición es Cristiano Ronaldo. Unai Emery se irá. Más probablemente al final de la temporada porque para el PSG la Champions también es el objetivo principal. Ganar la liga y la copa francesa no es suficiente para salvarle”.

To Top

Pin It on Pinterest